miércoles, 15 de agosto de 2007

La llegada

El estudiante crónico recomienda:

Saber dónde vas, aunque sea los primeros diez días. No es una vacación de mochilero: es el comienzo de uno, dos o más años de tu vida en una ciudad. Es mejor empezar organizado. Los hostels, si no estás de vacaciones, son deprimentes.

Excepto que llegues a tu lugar de residencia definitivo, UNA SOLA VALIJA, con rueditas. No hay nada peor que ir de un punto a otro de una ciudad, cualquier ciudad, con una valija, más una mochila, más un bolso de mano.

Adquirir un celular lo antes posible. En Estados Unidos, los teléfonos públicos desaparecieron de las calles. Ya no hay más. Encontré dos en el aeropuerto.

En cuanto hayas dejado tu valija en algún lugar seguro, andá a la facultad: porque vas a pasar ahí mucho tiempo, para presentarte en tu department, para usar Internet gratis.

1 comentario:

Cristania dijo...

Excelente consejo y excelente blog debo decir, que de haberlo descubierto antes me habria ahorrado muchisimos dolores de cabeza.

Genial de verdad y el consejo sobre la maleta con rueditas lo seguire al pie de la letra :)